Así es el nuevo vial con un puente sobre el Arga que unirá Pamplona con una localidad de la Comarca

El departamento de Cohesión Territorial del Gobierno foral, a través de la dirección general de Obras Públicas e Infraestructuras, ha licitado las obras de construcción del nuevo puente de acceso a Barañáin desde el polígono de Landaben por un importe de 3,5 millones de euros.

Esta nueva infraestructura, ha informado el Gobierno, dotará de mayor fluidez a las conexiones del municipio, que cuenta con un diseño de fondo de saco por el cual toda entrada y salida se debe realizar únicamente a través de Pamplona, mediante las avenidas Central y Pamplona. De esta manera, el nuevo puente habilitará una conexión directa e independiente a la Red de Carreteras de Navarra a través de la NA-30, la vía de acceso a Landaben. Además, esta nueva conexión prevé mejorar la movilidad en el municipio ante la ejecución de la nueva urbanización del entorno del Señorío de Eulza.

Según el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, «Navarra necesita disponer de unas buenas y competitivas infraestructuras para avanzar en la cohesión territorial, en la cohesión social y en el desarrollo económico». «Invertir en infraestructuras es, por tanto, invertir en un servicio público indispensable para el desarrollo equilibrado y sostenible de Navarra. Esta actuación permitirá dar servicio a los 19.500 habitantes de Barañáin que hasta ahora no disponían de conexión directa entre ambos puntos», ha dicho.

El nuevo vial, que incluye un nuevo puente sobre el río Arga, unirá la glorieta existente al final de la avenida de los Deportes de la localidad con la carretera NA-30 de acceso a Landaben a través de una nueva rotonda que se construirá en ese punto.

Se prevé que las obras de construcción del vial tengan una duración de ocho meses, y se estructurarán en fases. En las primeras, se construirá la estructura y tableros del nuevo viaducto sobre el río Arga y, posteriormente, se realizarán los movimientos de tierra y afirmado de la superficie del vial. Además, se procederá a realizar un refuerzo del firme sobre la NA-30.

El vial tendrá una longitud total de 167 metros, y partirá de la actual glorieta situada en Barañáin que, con un único carril de circulación, regula la intersección final de la avenida de los Deportes y el comienzo del polígono industrial de la localidad. Desde este punto partirá la nueva vía que conectará con Pamplona en el polígono industrial de Landaben, a través de una glorieta de nueva construcción en la NA-30.

Para salvar el cauce del río Arga que separa ambos extremos, se ha proyectado un viaducto de vigas de hormigón pretensado, de 80 metros de longitud. La estructura se dividirá en tres vanos, con dos pilas cimentadas fuera del cauce del río.

El nuevo vial tendrá una anchura total de 12,5 metros, que se distribuirán en una calzada de 8 metros con dos carriles de 3,5 metros, uno por cada sentido de circulación y arcén a ambos lados, carril bici y acera. En el viaducto esta estructura se incrementa un metro en total, necesario para colocar las protecciones laterales.

Los ramales de entrada y salida a la nueva glorieta situada en la NA-30 constarán de dos carriles de circulación, a excepción del ramal de enlace con la NA-30, en sentido A-15 y el ramal del nuevo vial en sentido de circulación NA-30, que contarán con un solo carril.

Asimismo, se destaca que esta nueva glorieta, que tendrá un radio interior de 20 metros, se ha proyectado para que pueda permitir en el futuro la conexión de la carretera NA-30 con la Calle D del polígono industrial de Landaben, un vial previsto en el Plan Municipal de Pamplona.

El nuevo vial también permitirá mejorar la conexión peatonal y ciclable de Barañáin con el polígono industrial de Landaben, a través de la construcción de un carril bici de 2 metros de anchura con ambos sentidos de circulación y una acera de 2,5 metros.

En las aproximaciones a la nueva glorieta en la NA-30, la acera y el carril bici se independizarán del trazado del vial para conectar con el paseo peatonal y ciclista del Parque Fluvial del río Arga.

Las aceras se construirán con un pavimento de hormigón similar al existente en la zona de Barañáin, así como los bordillos de granito. Además, los pasos peatonales serán rebajados y contarán con baldosas podotáctiles para que los peatones puedan advertir su cercanía.

En relación a la iluminación, se instalarán luminarias a los dos lados del vial principal, así como en la nueva rotonda y sus accesos; éstas con mayor potencia de led y sobre columnas de 10 metros de altura. Las nuevas luminarias se conectarán a un nuevo centro de mando que permitirá independizar el alumbrado de estas zonas del alumbrado municipal de Barañáin. Además, se habilita la posibilidad de geoposicionar y controlar remotamente cada punto de luz instalado.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »