El caos de tráfico que llega a Pamplona: anuncian el día en que se cortará la Cuesta de Beloso

La construcción de un carril bici en la cuesta de Beloso va a provocar importantes afecciones al tráfico en Pamplona. No en vano, el Ayuntamiento ha anunciado ya el corte de un carril en el sentido de acceso al centro de la ciudad, lo que va a provocar sin duda, retenciones y aglomeraciones importantes de vehículos.

En previsión de esto, que sucederá a partir del lunes 15 de abril, La Policía Municipal de Pamplona se pregunta qué hacer con los 11.000 vehículos que cada día circulan por la Cuesta de Beloso.

Así, ha solicitado a los ciudadanos que en la medida de los posible eviten acceder al centro por la Cuesta de Beloso. Asimismo, previendo que una parte importante de ese tráfico será absorbido por la Cuesta de Labrit, ha pedido a los ciudadanos que utilicen otros recorridos alternativos.

El primero de ellos afecta a Chantrea y Orvina. Desde Policía Municipal se recomienda continuar desde la calle San Cristóbal o el nuevo vial del parque Camino de Santiago, sin subir a la Cuesta de Labrit, hacia las calles Vergel y Río Arga, hasta Oblatas. Desde ahí, o bien por la Cuesta de La Reina o por San Juan, se podrá acceder al centro.

El segundo de los recorridos propuestos es el que afecta a Rochapea. El acceso a Pamplona se recomienda por la calle río Arga, Oblatas, Biurdana y cuesta de La Reina hasta San Juan. Se trata de recorridos internos que confluirían con los de Chantrea y Orvina y que, en horas punta, podrían suponer algunas retenciones. No obstante, desde Policía Municipal se entiende que las vías propuestas podrán absorber bien el incremento de tráfico previsto (hasta picos de 5.000 coches más al día).

La tercera de las alternativas afecta a los vehículos que llegan a Pamplona desde la A-15 y desde Buztintxuri. En lugar de dirigirse a la Ronda Norte, se recomienda circular por la avenida de Navarra hacia San Juan por Monasterio de la Oliva. Los que acceden por la avenida de Guipúzcoa, giran a Biurdana, cuesta de La Reina hasta Monasterio de la Oliva.

Estos tres recorridos se complementan con un cuarto. Desde el este se recomienda el acceso al centro a través de la carretera de Sarriguren que, asimismo, se oferta como alternativa viable para el tráfico que pueda llegar a Pamplona desde Villava o Huarte a través de la conexión de Areta. El acceso a través del único carril que estará abierto en la Cuesta de Beloso quedaría reservado, principalmente, al transporte público (línea 4) y a los vehículos que vengan desde Burlada.

El Plan de Tráfico prevé cortar la calle Bizkarmendia, que actúa como variante en Burlada, en dirección a Pamplona. Así, las rotondas de esta vía se anularán a partir del lunes 15 de abril, excepto para accesos vecinales, y el tráfico procedente de los túneles de Ezcaba no podrá acceder a esa vía y solo podrá dirigirse o bien hacia la Ronda Norte (para acceder a Pamplona desde las rotondas exteriores de Chantrea, Ansoáin o Artica), o bien hacia la Avenida de Villava (para unirse al recorrido alternativo diseñado para los barrios del norte), o bien hacia Villava, para acceder al centro a través de Areta y Avenida de Sarriguren.

Las obras se quieren aprovechar como una oportunidad para reivindicar el transporte sostenible, en línea con los objetivos de la Agenda 2030, impulsando el uso del transporte público, la bicicleta y otros medios alternativos.

Según ha explicado el responsable de tráfico de Policía Municipal, José Rey, el tránsito actual en Beloso es de unos 11.600 vehículos diarios y una intensidad de 881 vehículos en hora punta. Para evitar colapsar esta vía, el objetivo sería reducir esos flujos a la mitad, unos 6.000 vehículos como máximo.

Los itinerarios alternativos se refuerzan con cartelería y señalética para facilitar la circulación. En concreto, se han diseñado dos anillos de señalizaciones, uno a lo largo de toda la Ronda Norte y la calle Bizkarmendia en Burlada (anillo exterior), y otro en los accesos a la Chantrea y a la Magdalena para advertir de los posibles problemas en Cuesta de Labrit (anillo interior). El conjunto de la señalética estará parcialmente descubierto el 2 de abril en lo que se refiere a Beloso y totalmente descubierto a partir del lunes 8 de abril, fecha a partir de la cual se prevé que empiecen las mayores afecciones tras las fiestas de Semana Santa.

Dentro del anillo exterior se han instalado carteles informativos de los desvíos antes de los túneles de Ezcaba, con la recomendación de desviarse por la PA-30 hacia Huarte, y desde Berriozar, en todas las glorietas que permiten acceder al centro (avenida de Gipuzkoa, la carretera de Artica, la carretera de Ansoain y la calle Canteras). En el anillo interior las señales se colocarán en Avenida Villava, San Cristóbal y la rotonda de la calle Magdalena con el parque de Irubide, antes del puente del Vergel.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »