La piscina de un pueblo de Navarra donde puedes pasar todo el verano por 45 euros

La temporada de verano llega a Navarra con un tiempo revuelto en lo climatológico, pero con unas ganas enormes de recuperar las refrescantes sensaciones del bañador, la toalla, las chancletas y el agua fresquita de las piscinas al aire libre.

Navarra cuenta con numerosas localidades con piscinas municipales con unos precios muy asequibles, y unas instalaciones de auténtico lujo para los vecinos y los visitantes. Una de ellas es el caso de Murieta, que dispone de unas piscinas que son el asombro de los turistas con apenas 400 habitantes. Está cerca del valle de Lana, conocido como ‘la pequeña Rusia’.

Los precios también llaman la atención. El abono de una persona adulta es de solo 45 euros para los tres meses de verano, desde este viernes 16 de junio hasta el 17 de septiembre, y eso que este año han subido cinco euros.

La entrada diaria es de 5 euros para las personas adultas. Hay precios especiales para jubilados, minusválidos y desempleados. Los menores de 6 años entran gratis. El horario es de 11 a 21 horas, con cierre de los vasos de 15 a 16 horas para la limpieza y que los socorristas puedan comer.

Las piscinas forman parte del complejo deportivo comarcal Ezpeldoia, que se completa con un bar – restaurante con menú del día a 14 euros, platos combinados, comida para llevar y un frontón cubierto.

Las piscinas al aire libre disponen de dos vasos. Uno de ellos presenta una superficie de 25 x 12,50 metros, con una profundidad central máxima de 1,80 metros. Está rodeado de un área perimetral de 1,20 metros de anchura y un vallado de 0,91 metros. El acceso a las piscinas se realiza a través de tres duchas.

La piscina de “chapoteo”, para los más pequeños, tiene unas dimensiones de 5,88 metros x 4,74 metros con tres lados rectos y uno curvo. La profundidad de la misma varía de 0 a 0,35 metros.

Las instalaciones cumplen ya 20 años, desde que fueran inauguradas el 15 de marzo de 2003 por el entonces presidente del Gobierno Foral Miguel Sanz. El coste fue de 240 millones de las antiguas pesetas, de las que el ejecutivo pagó el 50%.

Las instalaciones deportivas abarcan casi 19.000 metros cuadrados, de los cuales algo menos de 5.000 metros están construidos. El resto es una amplia zona verde con unos paisajes espectaculares sobre el valle del Ega.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »