Pamplona no olvidará a Kike Los Arcos, el acordonista de Los Iruña’ko recientemente fallecido

El Ayuntamiento de Pamplona ha homenajeado hoy a Kike Los Arcos, acordeonista del conocido grupo Los Iruña’ko, autores de temas clave del folklore pamplonés y embajadores de la ciudad en América en las décadas de los años 50 y 60. Los Arcos falleció el pasado 6 de agosto de 2023. 

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, acompañada de la viuda del músico, Amparo Sevillano, ha descubierto esta mañana una placa colocada en la calle Ansoleaga 12 en su recuerdo, el inmueble en el que vivió el músico los últimos 50 años de su vida. En el acto oficial, en nombre de la familia ha intervenido su hija, María Pilar Los Arcos, que ha estado rodeada de familiares de otros miembros de la formación musical y amigos.

Este homenaje se suma a la dedicación nominativa a los Los Iruña’ko de un parque en Azpilagaña Sur. Los Arcos, junto con sus cuatro compañeros, Joaquín Zabalza, Iñaki Astondoa, Enrique Abad y Alberto Huarte (y en sus primeros tiempos Josetxo García), llegó a grabar más de 250 canciones, girando en concierto durante 4 años por más de 20 países de Europa y América, con más de 1.500 galas y actuaciones en su trayectoria. Compartieron escenarios con formaciones como Los Platters o Los cinco latinos, o intérpretes como Lucho Gatica o Frank Sinatra. En España lo hicieron con Lucero Tena o Marisol.

La ciudad debe a Los Iruña’ko el haber grabado por primera vez las partituras asociadas con los Sanfermines y las peñas de la ciudad, inmortalizándolas. Para la historia han quedado algunas de sus composiciones como el ‘A San Fermín pedimos…’ que se canta antes de los encierros de San Fermín, el himno del Club Atlético Osasuna o la jota ‘La Javierada’, sobre la peregrinación que se realiza al Castillo de Javier.

u disolución como grupo tuvo lugar en 1965 aunque en 1980 volvieron a actuar en la Plaza Consistorial de Pamplona con motivo de la imposición a sus miembros del pañuelico de honor de la ciudad. Finalmente, en 2003 realizaron una última actuación en el Teatro Gayarre con ocasión de un homenaje en su 50ª aniversario. Ese mismo año, lanzaron el segundo chupinazo de las fiestas de San Fermín.

Enrique Los Arcos Garayoa, nacido el Pamplona el 2 de febrero de 1934, estuvo casado con Amparo Sevillano con la que tuvo con dos hijos (Mª Pilar y Moisés). Aprendió a tocar el acordeón con su tío Juanito mientras trabajaba en el negocio familiar, la Librería Los Arcos. Tocaba por distintas localidades de Navarra con formaciones como Los Nocturnos y Los Melódicos cuando fue fichado por Los Iruña’ko. Fue, además, socio, directivo y músico de la peña Los del Bronce y regentó el bar Las Vegas de Pamplona en la calle Estafeta, en la esquina con la Bajada de Javier.

Esta es la cuarta placa colocada en la ciudad en homenaje a los integrantes del grupo tras la colocada en octubre de 2011 en la vivienda de Joaquín Zabalza y Alberto Huarte (calle Mayor, 54) y la instalada desde 2019 en la casa natal de Iñaki Astondoa, en la calle San Francisco, 32. En el acto, en presencia de la Corporación municipal, familiares y asistentes, ha actuado el grupo de Auroros de Santa María en el que tocaba Enrique Los Arcos que ha interpretado la canción ‘Un acordeón en el cielo’ compuesta por Óscar Salvoch.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »