Pamplona recuperará una gran plaza en pleno casco viejo antes de que termine el año

La Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado por unanimidad una resolución presentada por el grupo municipal de UPN en la que se pide que durante este año 2024 se acometan las obras necesarias para recuperar la Plaza de Santa Ana

Este proyecto, puesto en marcha durante los seis meses de gobierno de Cristina Ibarrola al frente del consistorio corría riesgo de quedar en suspenso con la llegada de Asirón de la mano de los socialistas a la alcaldía, pero finalmente, los grupos se han decidido a respetar ese proyecto en marcha -y eso que Pamplona estaba paralizada- del gobierno de UPN.

En concreto, la resolución insta al equipo de gobierno de Bildu a acometer «la reurbanización del espacio público de la plaza Santa Ana para conseguir la regeneración urbanística de este espacio del Casco Viejo que mejore su salubridad y seguridad«.

Un segundo punto de la resolución exige «comenzar a ejecutar estas acciones durante el año 2024».

Como se recordará, el Consejo de Administración de Pamplona Centro Histórico dio el pasado mes de noviembre el visto bueno a la propuesta de modificación de la planificación urbanística en torno a la plaza de Santa Ana y su entorno, que data de 2007 y que se recoge en un Plan de Intervención Global que se ha revisado técnicamente y a través de un proceso participativo.

El Dicho planeamiento, según han informado desde el Consistorio en una nota de prensa, afecta a usos previstos que se eliminan con los de aparcamiento y galería comercial subterráneos y a otros cambios relativos a parcelas, alineaciones y propuestas de actuación en diferentes edificios del entorno.

El PIG 6 es un Proyecto de Intervención Global redactado para promover y gestionar la regeneración urbana de la manzana de la plaza de Santa Ana para mejorar tanto el espacio urbano interior como el parque residencial de su entorno.

Esta figura se enmarca dentro de las previsiones de desarrollo del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Centro Histórico de Pamplona aprobado en 2002.

La modificación propuesta cuestionaba la idoneidad de la implantación de los usos de galería comercial y aparcamiento subterráneos previstos en la redacción original. El nuevo concepto de movilidad sostenible, la delimitación de Zona de Bajas Emisiones del centro de la ciudad o el proyecto de aparcamiento en las Huertas de Santo Domingo llevan a proponer la eliminación de la idea de hacer un parking en la plaza de Santa Ana.

En el proceso participativo se apoyó la propuesta alternativa de crear la posibilidad de implantar dos plazas de aparcamiento en superficie para personas con diversidad funcional con el objeto de facilitar el acceso a la plaza y de completar los otros cinco puntos de estacionamiento del barrio. Se propone eliminar también la galería comercial subterránea, máxime si no se construye el aparcamiento.

Respecto a la mejora de la actividad comercial de zona, la estrategia pasa por impulsar el comercio existente y movilizar los numerosos locales sin actividad existentes.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »