Río Arga, iglesia de San Saturnino y muchas sorpresas en el belén más ‘pamplonica’ del ayuntamiento

Pamplona inauguró el pasado 29 de noviembre con motivo de San Saturnino el belén que cada año desde 1987 coloca la Asociación de Belenistas de Pamplona en el zaguán de la Casa Consistorial y por el que pasan miles de personas.

Este año los belenistas han decidido sumarse a la conmemoración del 600 aniversario del Privilegio de la Unión, por eso el diorama que han preparado se ambienta en un espacio medieval centrado en Pamplona y utiliza como referente las torres góticas de la Iglesia de San Saturnino (s XIII). A la izquierda, en una gruta fuera puertas de la ciudad, está colocado el pesebre con la Sagrada Familia, la mula, el buey, pastores y el ángel anunciador, un espacio al que están llegando los Reyes Magos atravesando un puente.

A la derecha de quienes lo miran está el asentamiento urbano, un conjunto de casas bajas y un arco fortificado de acceso a la ciudad que simula la antigua muralla sobre el que se reproduce el escudo de Pamplona como guiño al Privilegio. Hay también un apunte de río Arga, presente como riachuelo. La iluminación del belén simula las primeras horas del día, un amanecer con montes bajos al fondo.

El belén cuenta con una veintena de figuras humanas y de animales en barro cocido pintado, de diferentes tamaños para respetar la perspectiva. Completar este cuadro escénico, especialmente la parte arquitectónica, ha llevado a nueve personas a trabajar durante un año. Los materiales son poliestireno extruido y espuma de poliuretano y masillas pintado todo ello con pigmentos en polvo. El agua del cauce del riachuelo está realizada en resina epoxi. El espacio donde se dispone el diorama tiene 6,67 metros de ancho y 1,17 de alto, dentro de una caja escénica que fue realizada en 2017 por el alumnado de carpintería del Centro de Formación para el Empleo de Landaben.

El belén se podrá visitar en el zaguán todos los días de la semana hasta el 6 de enero incluido, en horario de 9 de la mañana a 20 horas en los días laborables y de 10 de la mañana a 20 horas los fines de semana y días festivos. Como es habitual, mañana estarán también presentes en ese espacio las figuras iluminadas de los protagonistas de la Navidad para los más pequeños: los Reyes Magos y Olentzero, así como un árbol de Navidad. El acceso al zaguán será accesible gracias a la colocación de una pequeña rampa para salvar el desnivel que supone el escalón de la entrada de la fachada del edificio histórico.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *