Un nuevo pulmón para Pamplona: más de 2.000 árboles para compensar las emisiones de la ciudad

Este sábado ha tenido lugar una jornada de plantación en el bosque de absorción del Polígono de Agustinos. Una brigada de 75 voluntarios, un tercio de ellos niños menores de 18 años, han acudido a la llamada del Ayuntamiento de Pamplona y se ha encargado de sustituir en sus hoyas los ejemplares fallidos (marras) que se hayan producido en el bosque durante la época de estío.

Las sustituciones suponen un 7% de los más de 2.000 árboles y arbustos plantados. Por grupos, también se encargarán de hacer algunas tareas de mantenimiento, como reponer tutores o protectores.

Esta ha sido la tercera jornada de voluntariado relacionada con esta masa arbórea que crecerá durante las próximas tres décadas como pulmón verde de la ciudad y ayudará a compensar las emisiones y la huella ecológica de Pamplona. Es, además, una línea que persigue conseguir el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 13, Acción por el Clima, de Naciones Unidas (ONU).

La jornada solidaria y festiva la han abierto la concejala delegada de Urbanismo y Vivienda y Desarrollo Sostenible y Proyectos Estratégico, Izaskun Zozaya y el concejal especial de esta misma área, Aitor Silgado. la misma ha comenzado con unas nociones botánicas y forestales sobre la actividad y la futura masa boscosa a cargo de personal técnico especializado en Medioambiente y Educación Ambiental.

Tras la puesta en común y ya en grupos más pequeños, la actividad ha consistido en retirar las plantas marcadas, que estaban secas, reabrir la hoya, plantar una planta nueva y colocar las protecciones (una malla antigerminación de lana de unos 50 centímetros de diámetro y el protector que rodea el tronco con un tutor). Finalmente han regado los árboles plantados.

Para todo esto, el Ayuntamiento había dispuesto que dos sacos de 2 metros cúbicos de compost, una cisterna de 1.000 litros de agua y regaderas, capazos, cubos, azadas etc, además de dos sacos de lana de oveja, que se utiliza para colocarla bajos las raíces y que ese material haga de “retenedor” de humedad.

En estos momentos el espacio alberga más de 2.000 árboles entre robles, encinas, olmos, arces, abedules, nogales y serbales, entre otras especies, además de 250 arbustos autóctonos (juniperus, cornejo, madroño, crataegus, viburnun, lonicera, o endrinos…). Quienes se han dado cita este sábado en el Polígono de Agustinos han contribuido a mejorar el paisaje urbano, incrementar la biodiversidad, ayudado a la renovación del aire y luchar contra el calentamiento global.

Eso hace que esta masa forestal forme parte de la estrategia Go Green Pamplona contra el cambio climático ya que cuando la vegetación alcance su porte adulto, el bosque retirará de la atmósfera un total 322 toneladas de CO2, además de incidir en el equilibrio de la emisión de gases de efecto invernadero y la reducción de la ‘huella de carbono’ de la ciudad.

El bosque comenzó a plantarse en 2021 y contó con financiación de Gobierno de Navarra en esa campaña y cuenta con su propio plan de gestión forestal realizado con el apoyo técnico de la Federación Española de Municipios y Provincias.

 


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »