Una gran plaza en el casco viejo de Pamplona: el proyecto de UPN del que Asirón quiere adueñarse

Un proyecto trabajado por el equipo de Gobierno de Enrique Maya al frente del Ayuntamiento de Pamplona y continuado después por su sucesora en el cargo, Cristina Ibarrola, podría ver en las próximas semanas la luz después de que el nuevo alcalde, Joseba Asirón, que llegó al cargo apelando a la situación de bloqueo que supuestamente vivía el Ayuntamiento, vaya a atribuirse el mérito.

Se trata de un proyecto presentado a la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento antes de las elecciones municipales de mayo y del que se empezó a hablar en el año 2007 bajo el mandato de la entonces alcaldesa, también de UPN, Yolanda Barcina.

Consiste en la generación de una gran plaza pública que unirá la Navarrería y el Redín en el entorno del Caballo Blanco aprovechando el edificio de la antigua fábrica de chocolates Pedro Mayo, el convento de las Carmelitas Descalzas y las calles Navarrería, Carmen y Redín.

El proyecto contempla algunos derribos como el Oscus de Navarrería y la apertura del pasaje que va de la sede del Instituto Navarro de Administraciones Públicas al paseo del Redín.

Asimismo, se contempla la construcción de un parque infantil en la zona y buscarle utilidad a los nuevos espacios públicos que se generarían, no descartándose la posibilidad de construir un parking subterráneo para residentes o un centro de interpretación del Camino de Santiago. Asimismo, no se ha descartado la posibilidad de construir un hotel en los espacios generados.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »